El Nuevo Día Interactivo
El Nuevo Día Interactivo
Portada
Última Hora
El País
Política
Policía y Tribunales
Pueblos
Municipios
Negocios
Por Dentro
Deportes
Mundiales
Estados Unidos
Consalud
Vida Digital
Editoriales
Perspectivas
Cartas
Especial
Foto Galerías
Revista Domingo
Revista Negocios
Servicios
Horóscopos
Suerte
Registro de Usuarios
Clasificados
Circulación
ZONAi Portada
ZONAi Mail
ZONAi Foros
ZONAi Chat
ZONAi Shopping
San Juan, Puerto Rico - Actualizado: 29 de marzo de 2002 a las 8:36:06 PM
ENDI > NOTICIAS LOCALES

30 Voces
Mes de las Humanidades 2001

Con la música por dentro

viernes, 12 de octubre de 2001


Por Myrna Rivas Nina
Especial El Nuevo Día

Angel Quintero Rivera (Rosario Fernández/El Nuevo Día

Nota del Director:

Treinta voces, treinta visiones. Durante el mes de octubre en conmemoración del Mes de las Humanidades, El Nuevo Día abre sus páginas para presentar las soluciones que proponen estos treinta puertorriqueños a los retos sociales que enfrentamos.

CUENTAN QUE hace 10 años, en un anfiteatro madrileño, bajo las miradas distantes de cientos de estudiantes y profesores de todo el mundo, Angel Quintero Rivera sacó su grabadora y puso música de salsa en el micrófono. El resto es historia. El público terminó no sólo sabiendo sobre la democracia en Puerto Rico, que era el tema principal de la conferencia, sino también soneando y bailando. Con la rigurosidad de sus investigaciones y la inteligente integración de perspectivas, "Chuco", como le conocen todos, se gana al lector o al oyente.

Este sociólogo se dedica a la investigación de la cultura, la música, lo urbano y el Caribe desde el Centro de Investigaciones Sociales de la Universidad de Puerto Rico. En 1970, apenas a sus 23 años, crea junto a un grupo de colegas, hoy distinguidas personalidades, el Centro de Estudios sobre la Realidad Puertorriqueña (Cerep). Marcia Rivera, Arcadio Díaz Quiñónez, Gervasio García y Lidia Milagros González, entre otros, formaron parte de este proyecto.

"Queríamos incidir en los cambios sociales, haciendo un trabajo intelectual riguroso para un público amplio".

Entre 1970 y 1985, Quintero se centra en el análisis de las clases sociales, la ubicación de éstas en la estructura de producción y en la economía de Puerto Rico. Todos, obreros, artesanos, burgueses y hacendados, quedan retratados en sus investigaciones. Sin embargo, veía que no todo podía ser explicado desde este enfoque. "La cultura estaba ausente, y por tanto la vida".

Luego de asistir al entierro de Rafael Cortijo (1983) en compañía del reconocido sociólogo peruano Aníbal Quijano, que estaba de visita en Puerto Rico, sus investigaciones dan un giro. Su conversación con Quijano, impresionado con el entierro, lleva a Quintero a tratar de explicarle qué ha significado la música para los puertorriqueños. Se da cuenta de la necesidad que había de indagar más sobre el tema.

"La música es un elemento tan importante en la cultura del Caribe, tan de la vida diaria de las personas y por lo que más se conoce a Puerto Rico en el mundo, pero no aparecía en los análisis sociales, era como si no existiera".

La cultura no era un tema nuevo para Quintero, lo había trabajado en su tesis de maestría y como parte del análisis de las clases sociales. Pero ahora entró de lleno en el estudio de la música, fiestas y lo que él llama la "cultura libertaria" de Puerto Rico y el Caribe, "el ámbito social del disfrute de la vida". Su primer libro dentro de esta línea es "¡Salsa, sabor y control!" (1998), que ha recibido reconocimientos internacionales, como el Premio Iberoamericano de la Latin American Studies Association (2000) o el Premio Casa de las Américas (1998).

Quizá por la variedad de temas trabajados, quizá por la profundidad con que lo hace, Quintero desborda cada pregunta con una visión que integra, a partes iguales, su análisis de los social y lo cultural. Así, al hablar de calidad de vida, recalca que si importante es tener satisfechas las necesidades básicas, no menos importante es cómo se tienen satisfechas.

"No es sólo comer, sino valorar ese momento, qué comemos, cómo se prepara esa comida, con quién comemos... cuando la comida se convierte en una celebración, en un encuentro con los demás, con la familia, eso es calidad de vida".

Desde esta visión abarcadora, Quintero se ha interesado por el estudio de la ciudad. "Cómo la gente se relacionan unos con otros, cómo se da esa sociabilidad y cómo podría mejorarse tiene que ver con cómo se organizan los espacios". Se pregunta: ¿Qué intereses económicos mueven la ciudad? ¿Por qué en unas hay mayor participación ciudadana? ¿Cómo afectan sus espacios a la forma en que se relaciona la gente?

Por otro lado, a este científico social y humanista le preocupa la dificultad de muchas personas para conseguir un empleo o mantenerlo. Ve la necesidad de comprender los cambios que se están dando en el trabajo, "donde muchos pasamos más de la mitad de nuestras vidas". También le preocupa cómo las transformaciones en la economía mundial y la tendencia a flexibilizar están trayendo nuevas dinámicas en el mundo del trabajo. Considera importante que los movimientos obreros reflexionen sobre su papel frente a estas tendencias.

Quintero plantea también los problemas entre géneros, hombre-mujer, "que se manifiestan en la violencia doméstica pero van mucho más allá, en divorcios, en personas que viven amargadas. Son problemas que afectan a casi todo el mundo en algún momento de su vida".

Urbanismo, trabajo, género y otros muchos temas requieren nuestra atención urgente como sociedad. Por eso Quintero pide más discusión pública y enfatiza que "puede ayudar mucho para un buen clima de debate que haya buenas investigaciones sobre las cuales discutir".

Para una mejor calidad de vida

• Estar conscientes de que se pueden lograr cambios como sociedad.

• Estimular la expresión pública de las artes y las ideas.

• Promover investigaciones rigurosas sobre la realidad social.

• Enfrentar problemas como la droga con visión amplia de los fenómenos sociales.

Breve ficha biográfica

1947 - Nace en San Juan, el 29 de enero.

1970 - Escribe su primer libro "El liderato local de los partidos y el estudio de la política puertorriqueña" y crea Cerep junto a otros intelectuales.

1976 - Obtiene su doctorado de la London School of Economics and Political Sciences.

Historias relacionadas

  • Clave para una vida creadora

  • Cultura para el espíritu

  • Reflejo del contacto con el pueblo

  • Calidad de vida sin discriminación

  • Abogado de la conciencia de lo necesario

  • Línea abierta a la reflexión

  • La dulce fortaleza del idioma

  • El don de acercarse al prójimo

  • La búsqueda de un teatro diferente

  • La ciudad como espacio ideal

  • La poesía como medicina

  • El valor del trabajo

  • Con la música por dentro

  • Repertorio de amor para los niños



  •  NOTICIAS LOCALES
    Rivera cobraba $203 mil por contrato en San Juan

    A la vanguardia social la religiosa

    spacer

    Para opiniones y comentarios click aquí

    Inicio | El País | Política | Policía y Tribunales | Pueblos | Negocios
    Por Dentro | Mundiales | Deportes | Consalud | Vida Digital | Suerte | Archivos

    © 2002 El Nuevo Día - Derechos Reservados