eldígoras.com - regreso a la página principal eom /eldígoras.com

39

agua / aire / tierra / fuego

el otro mensual, revista de creación literaria y artística - ISSN 1578-7591

El corazón de Voltaire: una lectura

Mario R. Cancel

Cubierta de El corazón de Voltaire, de Luis López Nieves.


El corazón de Voltaire

Luis López Nieves
Editorial: Norma
Número de Páginas: 230

 

El corazón de Voltaire , novela de Luis López-Nieves, lleva al lector otra vez por los caminos del juego. Se trata de otra intriga laberíntica como la que el autor desarrolló con tanto éxito en Seva (1984) y en La verdadera muerte de Juan Ponce de León (2000). El elemento técnico renovador es el que todo el texto, epistolar de rabo a cabo, se sostiene sobre la estructura escritural del correo electrónico.

El lector se enfrenta a la obra como lo haría a cualquier otro texto epistolar clásico. Organizando las pistas que se ofrecen en las notas de la red de corresponsales, se reconstruye el rompecabezas de la novela sin dificultades. La inserción esporádica de algún manuscrito hallado y el juicio privado y fresco que se realiza en un medio que no se redacta para el público, redondean el texto dándole una transparencia inusitada. Este tipo de narraciones han convertido a López Nieves en el maestro de la intriga. Se trata de narraciones insidiosas que capturan al lector en las primeras páginas y lo conducen, como otro Caronte, por el camino del Leteo.

La clave de la novela es la duda sobre la autenticidad de una reliquia central en el imaginario francés: el corazón de Voltaire ubicado en Biblioteca Nacional de París. Voltaire es el signo de la cultura ilustrada y racional. La búsqueda de ese signo de saber consagrado se convierte en una metáfora muy valiosa sobre la situación de los valores modernos en el siglo 21. Se habla de unos valores modernos que desfallecen en la alocada postmodernidad. La pertinencia de este texto resulta, en consecuencia, evidente.

Para estos personajes autenticar la reliquia se convierte en una meta que se busca con desesperación al amparo de uno de los mecanismos más preciados que le heredó la modernidad a esta civilización: la ciencia. Tratándose de Voltaire no podía ser de otro modo. Si se tratase del corazón de Nietzsche la búsqueda hubiese tenido que hacerse de otro modo. Es como si la crisis de la Francia imaginaria que dictó pautas al mundo europeo con el dogma de la revolución de 1789 se volviese sobre sí misma en un proceso de auto inquisición.

La intriga laberíntica se construye con documentos históricos imaginarios. Los ejercicios de ruptura y la elaboración de una irrealidad están dispersos por todo el libro. La duda sobre la reliquia, la teoría de que Voltaire había cambiado en la ancianidad, la existencia de un descendiente llamado Gabriel Daumart en Puerto Rico y la aparición de la figura enigmática de Gustave de Tamerville, el doble, redondean el misterio y mantienen al lector avisado de las rutas alternas de la trama.

La parodia de la historia y el historiador que tanto he gozado en el Borges de “Funes, el memorioso”, se enrosca en El corazón de Voltaire. Borges hizo la crítica del historiador por medio de la caricatura de la memoria infinita que, incapaz de discriminar detalles, se cancelaba a sí misma hasta la muerte. Los textos de López Nieves sin embargo se concentran en el remedo del trabajo mecánico que realiza todo historiador profesional. Las intuiciones, las pasiones, el olor del papel viejo, la genealogía, la nota anónima y el manuscrito recién hallado, representan papeles importantes en su procedimiento paródico.

El subgénero negro y policiaco se ve superado en este texto. Aquí la intriga se tuerce sobre sí misma con una complejidad que recuerda el carácter circular del relato en La doble muerte del Profesor Dupont publicada por Alain Robbe-Grillet en 1953. La incapacidad de Garinati para asesinar al doctor, genera 24 horas más tarde una situación para que el doctor muera a manos del detective Wallas. En esta novela de López Nieves, la duda inicial sobre la autenticidad del corazón, conduce a la ratificación de la validez de la reliquia entre julio de 2002 y abril de 2003.

El genetista Roland de Luziers y la historiadora Ysabeau de Vassy son los encargados de conducir la indagación sobre la legitimidad de la reliquia. Se trata de dos seres en los cuales la pasión y las convenciones científicas conviven de una manera meridiana. Ese hecho los carga de humanidad y autenticidad. Los historiadores y los genetistas no son máquinas racionales siempre. En efecto, Luziers fue preso de una racionalidad enfermiza, pero el callejón sin salida de la búsqueda le obliga a tomar en cuenta las posturas aparentemente sin fundamento del atrevido historiador Claude Durieu.

Durieu aseguraba que en sus últimos años Voltaire no era Voltaire. Aquella propuesta considerada irracional por su carácter anticientífico e intuitivo, se convierte en la clave para determinar la verdad y la autenticidad definitiva del corazón de Voltaire. En verdad, decía Nietzsche, la verdad (la historia) no es más que la consolidación de las metáforas (mentiras). Esto parece decirnos esta novela y su carácter devastador y lúdico no tiene precio.

Al final del camino el mito sobrevive en la medida en que el estado francés se incauta del producto de la investigación por considerarlo potencialmente lesivo a los intereses de la nación. La imagen histórica oficial de Voltaire, como la de cualquier figura canónica del pasado, es un frágil castillo de naipes. Sustraer una sola de las cartas puede conducir a que la estructura total sea cuestionada. El mito cívico es más importante que la verdad histórica. La lectura de una denuncia sobre la validez de las culturas oficiales es clara en el entramado del Corazón de Voltaire.

Luis López Nieves deja una obra de alta calidad para la literatura puertorriqueña. El paisaje de la novela puertorriqueña se enriquece con El corazón de Voltaire. En lo personal me alegro que en sus viajes Voltaire hubiese estado circunstancialmente en Puerto Rico. A lo mejor, después de disfrutar un maví traspapeló otra historia apócrifa que en Puerto Rico heredaron los Betances, los Ruiz Belvis o los Vizcarrondo. Estos viajes del Voltaire escaldado son otra aventura que queda en el tintero. En algún momento encontrarán su escriba.

 

El corazón de Voltaire está disponible en la mayoría de las librerías de América Latina, y en las de Estados Unidos que distribuyen libros en español. En el primer trimestre de 2007 la editorial Belacqva, filial del Grupo Editorial Norma en España, publicará El corazón de Voltaire en la Península Ibérica y Europa.
Más información en: http://www.ciudadseva.com/libros/voltaire.htm

© Mario R. Cancel

[datos en el índice de autores]

eldígoras.com  |  Sobre Eldígoras  |  Mapa del sitio  |  Accesibilidad  |  Política de privacidad  |  Aviso Legal  |  Agradecimientos  |  Contacto  |  © 2001 Fco. Javier Cubero  |  principio de la página

Atajos de teclado:

0: Página principal.
1: Menú general.
2: Menú de sección.
3: Contenidos.
Y: Inicio de la página.
Z: Pie de la página.

4: Portal de lengua.
5: Portal de ele.
6: Portal de literatura.
7: Revista EOM.
8: Contacto.
9: Mapa del sitio.

C: Concursos.
P: Poesía francesa.
 I: Poesía italiana.
S: Portal de autores.
K: Noticias.
L: Agenda.

O: Otros mundos.
Q: Artes gráficas.
X: Breviario.
R: Agradecimientos.

U: Accesibilidad.

 .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   . 

Volver a Ciudad Seva